MADRE ANA MARÍA PÉREZ RENDILES - copiaTercera Superiora General

11-09-1929 / 21-03-1999

Nace en Los Teques el 11 de septiembre de 1929, en medio de una familia muy cristiana y acomodada económicamente. Sobrina de Madre Carmen Rendiles, primera Superiora General y fundadora de la Congregación una vez separada de Francia. Llamada por el Señor no dudó en abandonar su vida de comodidad para entregarse a su servicio. El 25 de diciembre de 1959 se presentó sorpresivamente a casa de su tía Madre Carmen y se quedó sin prestar atención a todas las sugerencias que se le hacían. Se entregó libremente a una vida de sencillez y pobreza, a la disciplina y costumbres del convento, muy diferentes de lo vivido hasta ese momento.

De una caridad innata, no podía ver a nadie pasando trabajo porque todo quería solucionarlo, incluso involucrando a su familia que siempre la secundaba. La familia de cada hermana era objeto de su preocupación, sobre todo cuando se encontraban en alguna necesidad.

Desempeño cargos de responsabilidad en la Congregación, superiora local en varias comunidades, maestra de novicias, ecónoma general y superiora general en un sexenio. Ya al final de su vida y de común acuerdo con sus superiores, impulsada por el anhelo de ayudar a los sacerdotes, se dedicó a la obra de Patiecitos en San Cristóbal. Allí puso a funcionar un taller de costura de ropa litúrgica y complementó el taller con objetos litúrgicos y vasos sagrados a precios económicos para facilitar su adquisición.

Amante de La Eucaristía, no escatimó nunca gastos para el ornato y elegancia en la liturgia y culto del Santísimo Sacramento. Fina y delicada en el trato y atención a los sacerdotes y seminaristas, a ellos brindó siempre todo apoyo y les ayudaba en lo que creía necesario. Siempre trabajó generosamente por las vocaciones.

El 21 de marzo de 1999, a los 69 años de edad y 39 de vida religiosa, un accidente automovilístico detuvo su paso por esta vida terrena, pero le abrió las puertas del Paraíso y al fin pudo decir ante el trono del Altísimo la aclamación que con frecuencia repetía: “Alabemos al Señor”

CARRIZAL Y LAS SIERVAS DE JESÚS

(Tomado de http://www.geocities.ws/almas_consagradas/siervas.htm)

A menos de una cuadra de distancia de la iglesia parroquial de Carrizal, se encuentra la casa y el terreno amurallado de las Siervas de Jesús, congregación religiosa fundada por una extraordinaria mujer del siglo XX venezolano, la Madre Carmen Rendiles Martínez, (1903-1977) quien hoy se encuentra en avanzado camino hacia la beatificación y canonización.

De hecho superada la fase diocesana, el proceso ha sido radicado en Roma donde el postulador de la causa colabora arduamente para que el proceso culmine felizmente, de acuerdo a los designios de Dios. 

Una pendiente de fuerte inclinación nos conduce en tres zancadas asfixiantes desde la casa religiosa de las Siervas de Jesús, a las puertas del templo. Desde los salones parroquiales de la segunda planta, se puede observar el hermoso recinto de las Siervas de Jesús, amurallado como una fortaleza, aislado del mundo por obra y gracia del bendito muro y circunscrito en una atmósfera de silencio y paz, con su bosque de árboles gigantescos y medianos, plantas de variados tipos, propias de un paisaje tropical, entre las que sobresalen las matas de cambur o de plátano y los cafetos siempre ubérrimos y dando frutos sin cansarse jamás. Desde allí arriba se nota el contraste con el bullicio, el corre-corre de las calles que circunvalan el convento y el tráfico de la avenida que se recuesta en el muro lateral del sagrado recinto conventual.

Es providencial que esta casa religiosa de las Siervas de Jesús, con esa finca de alrededor de siete mil metros cuadrados haya permanecido intacta casi en medio de un pueblo que a primera vista se nota que está sumergido en un rápido proceso de construcción de edificios, urbanizaciones residenciales y centros comerciales. En el casco de pueblo no queda ninguna haciendita como ésta. Lo cual era usual cincuenta años atrás.

Un año antes de las apariciones, la Superiora General de la Congregación, la Madre Ana María Pérez, había estado dialogando con algunos ingenieros a fin de ilustrarse sobre la posibilidad de destinar algún trozo del terreno con el objeto de construir algo que pudiera luego servir de soporte económico para la instauración de obras de servicio y de candad. 

La casa religiosa con su bosquecito eran parte de una extensa finca que perteneció a la familia de los Pérez Rendiles, de cuyo seno vino al mundo la Madre Ana María Pérez Rendiles, fallecida en 1998, quien llegó a ser la segunda Sucesora de la Fundadora, como Madre General de la Congregación y quien sin duda dio un gran impulso a la consolidación de la congregación manteniendo el espíritu fundacional con gran fervor y mística y disciplina religiosa. 

En el año 1984, con motivo de los 25 años de la toma de hábito de la Madre Ana María Pérez Rendiles, unas 30 religiosas habían acudido a esta casa propiedad de la sucesión Pérez Pendiles, para llevar a cabo un retiro de profesión o de renovación de votos para algunas de ellas. La superiora general de entonces, Madre María de San José, había llevado a cabo un gesto profético, sembrando una medalla de la Milagrosa en el bosquecito a fin de que la casa llegase algún día a ser sede de una de sus residencias religiosas o conventos.

La fundadora de la Congregación, la venerable Madre Carmen Rendiles venía con mucha frecuencia con sus religiosas para descansar con ellas o para llevar a cabo algún tipo de retiro Ya entonces el plácido recinto constituía un seno atractivo para el solaz espiritual y para el descanso comunitario y de oración contemplativa Así que el lugar traía muchos y gratos recuerdos a todos los miembros de la Congregación .

El deseo de la Madre María de San José se cumplió en 1985, un año después de haber sembrado la medallita, cuando la sucesión Pérez Pendiles hizo la donación de la propiedad a la Congregación de las Siervas de Jesús .

La casa religiosa es una vieja casona semicolonial llena de cuartos y salones, que las hermanas Siervas de Jesús han sabido ir acomodando para adaptarlos a las funciones propias de la Congregación, aunque hoy en día en una de las antiguas alas del caserón se ha levantado un edificio de tres plantas, que no es un portento de iujo, pero sí mantiene la sobriedad propia de los lugares religiosos acogedores. Era preciso hacerlo por cuanto el número de personas que acude a este lugar es cada día mayor Se necesitaba un área de absoluta privacidad para las hermanas de esta comunidad Fue una sabia decisión de la Madre Ana María Pérez .

Para el momento de las apariciones en 1993 no se había construido el edificio de tres plantas que luego servirá para dar acogida a la comunidad religiosa y dar cabida a las numerosas actividades espirituales y de retiros que se llevarían a cabo a partir de esa fecha, eso sin contar la confección semindustrial de hostias para las iglesias y parroquias. 

En 1993 existía y todavía existe una guardería infantil y preparatorio, a los cuales asisten unos 80 párvulos atendidos por una de las hermanitas junto con auxiliares profesionales de la educación Este tipo de actividad es muy típica de las casas de las Siervas de Jesús.

En ese año de 1993, la comunidad estaba compuesta por la superiora Hermana María Clara Montilla, llegada al lugar en 1988, aunque nombrada superiora en 1989, y tres religiosas, la hermana María Consuelo Sánchez, muy venerable por sus años y la eterna sonrisa que le cuelga siempre de los labios y las jóvenes hermanas María Clara Casadiego y María del Carmen Contreras, o Mary Carmen como le decían todas cariñosamente.

 Ambas habían llegado a esta casa en 1992. Por tanto, vemos a dos religiosas con amplia experiencia y vida espiritual muy arraigada después de largos años de profesión y de haber convivido incluso con la misma fundadora A ellas les hacían el complemento las otras dos jóvenes, de las cuales la hermana Mary Carmen había profesado no hacía mucho, las dos jóvenes por tanto estaban llamadas a copiar el espíritu de la Congregación vivido por las dos religiosas de mayor edad, imitándolas en todo, particularmente en las enseñanzas recibidas de la propia fuente de la Madre santa y Fundadora la hermana Mary Carmen va a ser la escogida por la Santísima Virgen para ser la interlocutora entre Ella y los demás videntes, portadora de mensajes y por ende principal protagonista de los hechos.

Es una elección hecha desde arriba y un privilegio totalmente gratuito. Esta hermana es una persona normal, de escasa cultura, sencilla y humilde, andina, de apariencia hermosa, de faz bella y de ojos muy puros al mirar. No ha pasado del cuarto grado de educación primaria y desde niña tuvo el deseo de consagrarse al Señor en la vida religiosa. Es joven, cuenta unos 20 años cuando se inician las apariciones. Ha hecho los primeros votos temporales un año antes. Por otro lado es un poco delicada de salud, ya que le acometen con frecuencia fuertes dolores de cabeza y estados de debilidad. 

Todas las religiosas llevan una vida muy centrada en los carismas de la Congregación: orar por los sacerdotes, servirlos como al mismo Cristo, elaborar hostias para las parroquias e iglesias del contorno e incluso de la capital, ayudar en la parroquia en lo que el párroco necesitara de colaboración, especialmente en la catequesis, preparación de primeras comuniones, estética, ornato y embellecimiento del altar mayor de la parroquia, mantenimiento de ornamentos sagrados y tareas del estilo.

La labor educativa en el kimder complementa sus actividades. Los salones para las actividades escolares se hallan situados en la parte de atrás del recinto, manteniendo incluso una entrada y salida independiente La capillita de la casa religiosa, una habitación pequeña, cuenta con un sagrario minúsculo con el Santísimo siempre presente y colocado en una pequeña custodia, que al no más abrir sus puertas, lo deja expuesto para la adoración directa. Cinco banquitos de madera, sin ningún tipo de elemento que facilite la comodidad al estar de rodillas, madera pura y exigente, de metro y medio de largo cada banco, es la capacidad de la capillita; 14 personas la convierten en un ámbito multitudinario, a todo tope. 

Para las Siervas de Jesús, que llevan colgada al cuello como parte del hábito, una cadena con una custodia de plata representando al Santísimo, la capilla constituye el centro de sus vidas religiosas. Según el espíritu de la Fundadora, adorar y servir, desagraviar y glorificar al Santísimo Sacramento noche y día con el corazón, haciendo que sea éste como un sagrario viviente es lo que justifica la profesión religiosa de sus hijas.

 Si bien no constituye tarea de estas páginas investigar razones y motivos, mucho menos si se trata de los de la Santísima Virgen, no obstante me permito sucumbir a la tentación de tratar de explicarme a mí mismo el por qué la Santísima Virgen escogió a las Siervas de Jesús, las hijas de la Madre Carmen Pendiles, para cumplir los designios que le encomendó su hijo y el Padre Existen en Venezuela al menos tres congregaciones con carismas similares a los de las Siervas de Jesús. 

En particular, a mí me satisface la explicación de considerar el carisma fundacional de las Siervas de Jesús como una razón muy poderosa para Jesús Hostia, en virtud de que la Madre Carmen Pendiles debió sufrir un calvario de 9 largos años para conservarlo intacto, sin medias tintas y sin desdibujarlo con inflación de modernismo, tal cual había sido inspirado por el Espíritu Santo a la fundadora original de la rama francesa materna Madre Carmen lo había recibido intacto de la Madre General francesa, Antonieta Baconnier y así lo quiso mantener para la rama venezolana, separada de la francesa por decisión de la Santa Sede.

Separación que obedeció precisamente a eso: a la decisión perseverante de la Madre Carmen y de sus hijas venezolanas, de permanecer fíeles hasta la muerte a la inspiración original dada por el Espíritu Santo. Tratándose en consecuencia de almas consagradas a la Eucaristía y al servicio de los Sacerdotes y del Sagrario, no resulta extraño que la Santísima Virgen haya querido dar a entender que el haber permanecido fíeles a este carisma primigenio, había sido bendecido por Jesús en su designio de enviar a su Santa Madre para hablar a las almas consagradas del mundo entero. 

La Madre Carmen fue vista en sueños por una religiosa dominica del Colegio Santa Rosa de Lima al comienzo de las apariciones de la Virgen, mostrándole precisamente el sagrado bosquecito de las Siervas de Jesús en Carrizal tal cual es en la realidad y sin haber jamás pisado este paraje la religiosa dominica.

La casa religiosa de Carrizal en referencia, en otros tiempos centro de una hacienda que se dilataba por lo que ahora forma parte del pueblo, tiene una explanada de unos mil metros cuadrados frente a sus pórticos y al final de la explanada arranca el bosquecito con su vegetación exuberante y pictórica de verde tropical. 

 En la parte céntrica, pegada del inicio del bosquecito, en el jardín-explanada se habían colocado en sendos pedestales dos imágenes: una del Corazón de Jesús y otra de la Santísima Virgen a distancia de pocos metros una de la otra. 

Aquí en este pueblito de Carrizal y en esta casa religiosa de las Siervas de Jesús se van a producir unos hechos y unos fenómenos que van a cambiar la historia del pueblo y van a trastornar para siempre el remanso del recinto sagrado: las peregrinaciones colectivas o individuales han cambiado de hecho las vivencias de quienes antes convivían en este lugarcito. 

MONSEÑOR RAFAEL PÉREZ DE LEÓNEl Monseñor nació el 26 Julio de 1884, en Carrizal, Estado Miranda, es hijo de un segundo matrimonio, recibió las sagradas órdenes el 17 de Enero de 1909, celebro su primera misa en la Iglesia San Juan Bautista de Carrizal, el 02 de Febrero de 1909. Su vida estuvo siempre dedicada a los humildes. A lo largo de su vida fue párroco de Charallave, Maracay, Carrizal, Los Teques, Villa de Cura, Tacata, Paracoto, Catia y Ocumare del Tuy.
El 12 de Octubre 1961 recibió de Roma el titulo de Pontificio de Monseñor y fue investido de prelado doméstico de su Santidad, por José Humberto Cardenal Quintero, Arzobispo de Caracas.
Fue organizador de festividades realizadas en Villa de Cura con motivos de celebrar el centenario de la batalla de Carabobo, demostrando que tiene un gran espíritu patriótico. Fue miembro de la Academia de Historia y de la Sociedad Bolivariana.
Algunas fiestas religiosas fueron transformadas a tradición, un ejemplo podría ser la Peregrinación de los Indios Coromotanos. En 1944 fundo el periódico “La voz Parroquial”, del cual fue director y se publicaba cada mes, este diario poseía una polémica con Manuel Ramón Oyón.
En 1967 la Escuela Estatal Graduada Candelero paso a ser UEB Monseñor Rafael Pérez de León. El monseñor descubrió el corneta del libertador, y lo saco del cementerio de Villa de Cura para llevarlo a la Iglesia de esa localidad.
Se hizo importante gracias a sus principios éticos y morales y muere en el pueblo que considero como su patria chica, Ocumare del Tuy, un 27 de Mayo 1965. Hoy en día se encuentra enterrado en la Iglesia San Diego de Alcalá, donde colaboro hasta sus últimos días.

*Dato Curioso
En las Iglesias Venezolanas se encuentran muchos tipos de mesas ceremoniales pero ninguna se parece a la que se encuentra en la Iglesia San
Diego de Alcalá, debido a que esta fue hecha en conmemoración al Monseñor Rafael Pérez de León y lleva incrustado un hueso del mismo en la parte del centro.

El Monseñor nació el 26 Julio de 1884, en Carrizal, Estado Miranda, es hijo de un segundo matrimonio, recibió las sagradas órdenes el 17 de Enero de 1909, celebro su primera misa en la Iglesia San Juan Bautista de Carrizal, el 02 de Febrero de 1909. Su vida estuvo siempre dedicada a los humildes. A lo largo de su vida fue párroco de Charallave, Maracay, Carrizal, Los Teques, Villa de Cura, Tacata, Paracoto, Catia y Ocumare del Tuy.

El 12 de Octubre 1961 recibió de Roma el titulo de Pontificio de Monseñor y fue investido de prelado doméstico de su Santidad, por José Humberto Cardenal Quintero, Arzobispo de Caracas.

Fue organizador de festividades realizadas en Villa de Cura con motivos de celebrar el centenario de la batalla de Carabobo, demostrando que tiene un gran espíritu patriótico. Fue miembro de la Academia de Historia y de la Sociedad Bolivariana.

Algunas fiestas religiosas fueron transformadas a tradición, un ejemplo podría ser la Peregrinación de los Indios Coromotanos. En 1944 fundo el periódico “La voz Parroquial”, del cual fue director y se publicaba cada mes, este diario poseía una polémica con Manuel Ramón Oyón.

En 1967 la Escuela Estatal Graduada Candelero paso a ser UEB Monseñor Rafael Pérez de León. El monseñor descubrió el corneta del libertador, y lo saco del cementerio de Villa de Cura para llevarlo a la Iglesia de esa localidad.

Se hizo importante gracias a sus principios éticos y morales y muere en el pueblo que considero como su patria chica, Ocumare del Tuy, un 27 de Mayo 1965. Hoy en día se encuentra enterrado en la Iglesia San Diego de Alcalá, donde colaboro hasta sus últimos días.

*Dato Curioso

En las Iglesias Venezolanas se encuentran muchos tipos de mesas ceremoniales pero ninguna se parece a la que se encuentra en la Iglesia San Diego de Alcalá, debido a que esta fue hecha en conmemoración al Monseñor Rafael Pérez de León y lleva incrustado un hueso del mismo en la parte del centro.

padre agutinAgostino Augustinovich Matievic nació el 20 de marzo de 1917 en Gornja Skakava, Croacia. Realizó sus estudios primarios en Yugoslavia, Reino de Serbios, Croatas y Eslovenos. Su vocación sacerdotal se inicia a temprana edad, ingresa al seminario a la edad de doce años; cursa estudios junto a los franciscanos en Bosnia, luego estudia en la provincia franciscana croata de Dalmacia. Una vez ordenado como sacerdote, y con muchos estudios a cuestas, es enviado en plena Segunda Guerra Mundial, a Roma donde termina sus estudios graduándose con honores y obteniendo un doctorado en Teología.

Permaneció en Roma desde 1942 hasta 1947. En 1947, y a raíz de haberse impuesto “La Yugoslavia de Tito”, (en la cual se perseguía a los sacerdotes) emigra a Tierra Santa donde enseña en el Instituto Bíblico Franciscano de Jerusalén, de allí nace su inmensa pasión por conocer todo lo relativo a Jesús. Allí recorrió los lugares santos aprendiendo de los arqueólogos que llevaban los proyectos de investigación, y escudriñando en las bibliotecas del Instituto Bíblico todo lo referente a Jesús, convirtiéndose en una autoridad sobre la materia. Son las guerras nuevamente un motivo para huir de esta tierra y poco antes de 1952 decide como misionero franciscano cuyo primer destino misionero en Venezuela, específicamente en Capaya, proveniente de Beirut. Agustín dominaba para ese entonces el idioma croata, italiano, francés, alemán, latín y conocimientos del hebreo y árabe.

Capaya marca su vida como venezolano, allí poco a poco se fue aclimatando y recién al año de su estancia en Capaya, logra dar su primer sermón sin tener que acudir a un librito preparado para tal fin, el cual leía con un acentoun poco alemán. En su aprendizaje del idioma venezolano con tintes barloventeños, tuvo mucha influencia la madre del telegrafista local, una señora que le acompañaba a tomar té y con la cual con paciencia aprendió poco a poco el idioma. Posteriormente, es trasladado a la parroquia de Caucagua, cercana a Capaya. Allí ejerce su ministerio hasta 1969, año en el cual monseñor Bernal, lo traslada a Carrizal.

Dedicó buena parte de su vida a dictar cursillo como director espiritual, además de escribir una cuantiosa bibliografía formativa, mucha de la cual fue traducida a otros idiomas. La mayoría de estas obras fue publicada por ediciones Trípode, contándose entre sus obras La Historia de Jesús (volúmenes 1 y 2), Líneas bíblicas del Movimiento de

Cursillos, El Hombre roto, Rabunni, El Diccionario de los

Evangelios, el Diccionario del Apocalipsis y De Orilla a Orilla una autobiografía, entre otros.

Compartió sus actividades de párroco, de literato y de cursillista con una labor junto a las Hijas de la Natividad de María, Instituto Secular nacido por tierras gallegas en el barrio de Atocha en la Coruña, España. Muchas de las religiosas de vida consagrada de este Instituto, llegaron a trabajar en 1956 a Caucagua, con Agustinovich quien fue un sacerdote profundamente ligado a la Grande Obra de Atocha.

Falleció el 24 de julio de 1998.

 

 

PROPERO MARTINEZ copyNació el 28 de julio de 1885. En 1904 se inscribió en la Academia de Bellas Artes de Caracas, donde fue alumno de Emilio Mauri y Antonio Herrera Toro. En 1908 recibió uno de los tres premios del concurso anual de la Academia de Bellas Artes, y al año siguiente intervino en la huelga encabezada por Carlos Otero para protestar la enseñanza que se impartía en aquel instituto, lo que le valió, junto al resto de sus compañeros, la expulsión del plantel.

En 1912 se unió a Manuel Cabré y Antonio Edmundo Monsanto para fundar el círculo de bellas artes, del cual se le consideró desde entonces uno de sus integrantes. Pero producto de su espíritu retraído, Martínez tuvo escasa participación en el movimiento artístico de su tiempo, al punto de que sólo se reseña, a lo largo de su trayectoria, y en vida, una sola exposición individual suya, la que organizó el crítico Francisco Da Antonio en la sala de la Sociedad Maraury, de Petare, estado Miranda, en 1965.

Participó en el Salón Oficial de Arte Venezolano, en el que llegó a obtener, casi al final de su vida, en 1959, el premio para paisaje Arístides Rojas del Museo de Bellas Artes.

No obstante, en premio a su mérito, la obra de Próspero Martínez fue incluida en dos importantes retrospectivas: la "Exposición del Paisaje Venezolano", realizada en 1942 en el Museo de Bellas Artes y "La Gran Montaña", organizada por la Galería de Arte Nacional en 1977, con la Curaduría de Juan Calzadilla.

Falleció en Carrizal, estado Miranda, en 1966. Póstumamente, la Galería Marcos Castillo, por iniciativa del Dr. J.J. Mayz Lyon, ofreció una pequeña muestra antológica de su obra, en 1967.

Como homenaje a su vida y labor artística, en el año 2008 el alcalde José Luis Rodríguez crea la Sala De Exposiciones Don Próspero Martínez en la entrada del Auditorio Del Complejo Cultural Francisco Palacios y en junio de 2013 instituye La Orden Especial Cultor Popular Próspero Martínez.

Eduardo PardoHablar de Eduardo Pardo es hablar de historia ya que dejo un legado deportivo y una vida privada muy extensa y fructífera, por cuanto fue y seguirá siendo una figura para recordar en Carrizal y todos los Altos Mirandinos ya que todas las cosas que hizo y dejo durante su larga y a la vez corta vida son ejemplo para todos.  

Nacido en la populosa parroquia de La Pastora en Caracas el 08 de Julio de 1920, desde muy joven se establece en el Municipio Carrizal al cual llega por recomendaciones medicas ya que sufría de una enfermedad que ameritaba estar en un clima de bastante frió, acá se aloja en el hogar de una tía y comienza a trabajar en la prefectura como escribiente la cual dependía del Municipio Guaicaipuro, mas adelante conoce a la joven para ese tiempo Carmen Rafaela López, con quien termina casándose, de ese matrimonio que duro hasta el día de su muerte, engendraron seis hijos cinco varones y una hembra, Arturo, Iván, Rafael, Cesar, Lesbia y Rodolfo, luego gracias a la experiencia acumulada a traves de los años pasa a trabajar en los tribunales de Carrizal en donde logra escalar hasta el cargo de Secretario, el cual ocupo hasta el día de su muerte, la cual ocurre el 18 de Diciembre del año 1976. 

En reiteradas ocasiones conformo la Comisión Organizadora de los Carnavales de Carrizal, así mismo la Comisión Organizadora de las Fiestas Patronales del Municipio y en la parte deportiva fungió como Secretario de la Liga de Béisbol Aficionado del Municipio Guaicaipuro.           

Durante su trayectoria deportiva dejo muchas satisfacciones, de las cuales podemos destacar la participación en el juego que esta catalogado como el más largo de la Liga inter obrera y tal vez de todo el béisbol de Venezuela, al jugar para el General en el campo corto durante 24 episodios, esta hazaña se desarrollo en el campo “El Yuque”, contra el equipo Buenos Aires, situado para esa época en el extremo sur de lo que ahora es el Parque del Oeste de Catia en Propatria, hay que destacar que el juego finalizo 2 x 1 a favor de los caucheros y en donde los dos lanzadores cubrieron la ruta completa y el jugando el campo corto bateo de 10 - 4, con 02 impulsadas y 01 error cometido a la defensiva.

En Carrizal, jugando en diferentes posiciones (Tercer y Primera Base) a consecuencia de su estatura y peso, dio varios campeonatos a nuestro equipo, primero como jugador y luego como manager;  el cual siempre se identifico como Carrizal B. B. C. en su trayectoria obtuvo Seis títulos de bateo, Ocho títulos de campeón impulsor y cuatro de campeón jonronero, todo esto en los diferentes campeonatos en los cuales participo, fanático a rabiar de los Navegantes del Magallanes, estuvo a punto de firmar con el Cervecería Caracas pero una lesión en uno de sus pies a consecuencia de un deslizamiento de uno de sus contrarios trunco sus sueños.  

El homenaje que en el día de hoy se le rinde a este gran ciudadano y deportista a través de esta pagina, debe servir de ejemplo a toda esta juventud presente, ya que todo atleta que se dedica a la practica de cualquier disciplina debe tener presente que ante todo esta la ética y entrega por su divisa en cualquier evento o terreno de juego al cual se presente. 

Hay que aprovechar la oportunidad, para agradecer en nombre de toda la familia Pardo, al ciudadano Alcalde Dr. José Luís Rodríguez, a los Concejales del Municipio, a la Junta Directiva del Instituto Municipal del Deporte, Sr. Arcadio Velásquez, Srita. Maribel Rodríguez, Sr. José Betancourt, Sr. Jesús López y el Sr. Arturo Pardo, los cuales de una forma unánime en el Año 2005 probaron la creación de tan importante Mención deportiva como lo es la Orden Honor al merito deportivo "Eduardo Pardo" en su 1era, 2da y 3era Clase.

Por todos los méritos deportivos y ciudadanos en el Año 2010 y como un homenaje póstumo a su vida ingresa junto a otros 09 deportistas del Municipio Carrizal a la Galería Deportiva "Antonio Arrieta".